El impacto del COVID-19 en el comportamiento del consumidor

El COVID-19 ha ocasionado cambios en la vida cotidiana de la humanidad, que traen como consecuencia una variación en el patrón de compras del consumidor, el cual ha aumentado la demanda en productos de necesidad básica.

Debido a las medidas, el distanciamiento social es un factor determinante en el cambio de rutina y hábitos de compra del consumidor. Esto queda demostrado en el incremento del uso de plataformas de comercio electrónico para adquirir sus productos y de esta manera evitar exponerse al virus al ir a una tienda física.

Por ende, el comercio electrónico ha tenido un crecimiento exponencial debido a este cambio en el comportamiento de compra de las personas, siendo una gran oportunidad para aquellas empresas que tienen su negocio online.

Ahora más que nunca, las empresas deben enfocarse en mejorar la experiencia de compra del consumidor y centrarse en satisfacer sus necesidades, las cuales han cambiado debido a la pandemia.

Al principio las personas se enfocaron en adquirir alimentos, así como productos de higiene personal y limpieza. No obstante, el consumidor ha empezado a prever que va a pasar un tiempo largo hasta que la humanidad supere la crisis sanitaria, por lo que ha aumentado la compra de mesas y equipos de oficina, para quienes deben continuar con el teletrabajo, herramientas para hacer ejercicio en casa y actividades online.

  1. Los negocios deben ser una fuente de verdad y de impacto positivo, de esta manera se desarrollan relaciones profundas y de confianza con el consumidor.
  2. Las marcas deben mostrar empatía.
  3. Ayudar al consumidor a usar de manera constructiva su tiempo en casa y a construir una nueva rutina.
  4. Los negocios deben moverse a lo virtual, si aún tu negocio está offline este es el momento oportuno para hacer el cambio al comercio electrónico.
  5. Reconocer y afirmar las nuevas normas sociales, promoviendo las nuevas normas del comportamiento del consumidor y que éste no se sienta solo al intentar un nuevo cambio.
  6. Y por último, las marcas y negocios deben aprender de la “nueva realidad”, en la historia está demostrado cómo muchas empresas lograron prevalecer al adaptarse a los cambios en el comportamiento del consumidor en el pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *